sábado, 29 de mayo de 2010

Creo que nadie puede imaginarse cuanto he cambiado en estos 16 años de vida. Y es que miro atrás, y no me reconozco. Pero en realidad todo lo que fui, indica lo que soy hoy, ahora, en este mismo instante. Soy todo lo que tengo y lo que se me ha escapado. Soy todas y cada una de las personas que han pasado por mi vida, soy aquellas que me traicionaron, las que se fueron porque el tiempo no quiso mantenernos unidas, las que yo elegí que se alejaran, las que yo traicione. Soy aquellas que a pesar de que lo intentamos todo por seguir juntas, acabamos separadas. Soy las que se fueron y las que siguen en mi. Soy las que están hoy a mi lado a pesar de todos los malos momentos vividos. Soy las que han estado hay cada día de mi vida, las que han estado a ratos, a medias, cuando les apetecía, o solo para lo bueno, para las fiestas. Soy aquellas que solo he visto una vez en mi vida pero han dejado una huella especial, o ni la han dejado, pero han pasado por mi vida y eso significa que aunque solo hayan estado un segundo de mi vida a mi lado, son algo de mí. Esas personas también son yo, son una pequeña parte de mí. Soy cada una de las lagrimas que he derramado y por supuesto, todas las sonrisas. Soy todos los motivos que he tenido para llorar y todas las razones que no he tenido para sonreír. Soy todos los obstáculos que se me han puesto por delante, todos los que he logrado superar sola o acompañada. Soy cada día del calendario, los días malos y los buenos, los días que jamás se olvidarán y los que lucho por no recordar. Soy cada aguja del reloj de un tiempo que me gustaría que no existiera, los segundos que pasan como horas y los días que no son ni segundos. Soy cada palabra que he escrito, las que he publicado y las que me guardo para mí. Soy los secretos que jamás he llegado a contar o los que he gritado a voces. Soy las promesas que he cumplido, las que no luche por conseguir o las que ni siquiera he sido capaz de prometer. Soy cada labio de los que bese y cada cuerpo del que abrace. Soy todas las locuras que he hecho porque me ha dado la gana o para conseguir algo. Soy todas las ciudades que he pisado, cada calle que mis ojos han observado, y cada lugar al que he soñado ir y me he quedado en el camino. Soy esta ciudad, la que me envenena pero la que mejor me conoce. Soy los sueños que he conseguido, por los que he luchado pero se quedaron en imposibles y los que ni lo intente. Soy cada momento de mi vida, cada recuerdo que seguirá en mí hasta el fin de mis días. Soy todo lo que he construido y destruido. Soy cada paso que he dado, las veces que he tenido que retroceder por cada error que he cometido. Soy todas las veces que me he caído, pero sobre todo soy la que siempre ha conseguido levantarse. Soy cada te quiero que he susurrado y todos los que me he callado, los que me han gritado o los que no se atrevieron a decirme. Soy todas las miradas que han mentido mirando a los ojos, las miradas que no han podido ocultar la verdad y las miradas que aunque gritaban socorro no han sido escuchadas. Soy todas la veces que he perdido y las que he ganado también. Soy cada borrachera, cada baile, cada canción, cada gota de lluvia y de nieve, cada suspiro, cada impulso, cada amanecer, atardecer y anochecer, cada noche de fiesta, cada partido. Soy cada pequeño detalle que ha recorrido mi vida en estos 16 años. Soy todo lo que he vivido y todo lo que me queda por vivir. Soy cada pieza del puzzle de mi vida.


No abandono este blog pero no lo voy a actualizar mucho, me apetece escribir más historias de personajes y no hablar de mi, estaré más por el blog nuevo: Historias paralelas
Si quereis preguntar algo, aquí.

14 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Sos vos.
Una persona que a pesar de todo, sigue siendo...

Tendre que andar por tu otro espacio entonces...

Besos!

Albanie dijo...

Y eres maravillosa.

La chica de las sonrisas dijo...

Somos cada cosa que hemos vivido en esta vida..!
Me gusta! :)

Vane Alive dijo...

Soy cada pieza del puzle de mi vida.
Eso nunca lo olvides.

Aunque no actulices mucho,quedará constancia de que sigues aqui.Y eso es lo que importa.
Un beso

Vane Alive dijo...

Hola guapa..
tengo otro: enojosdevane.blogspot.com
Un besito

Pd.
El que has dejado comentario es mi blog enfermedad..(aysss),el otro es mas vane sentimiento!!
Cuidate mucho,vale??

Bárbara. dijo...

El tiempo pasa, siempre solo hay que esperar y no mirar el reloj.

Smily dijo...

Todos somos lo que somos. Somos cada instante vivido, soñado o por realizar.
Somos nosotros :)
Gran entrada, me ha encantado.
¡Un besazo!

Ana dijo...

Me encanta.^^ No tengo más palabras que decirte.

Criatura Onírica dijo...

Somos tanto... y nos definimos con tan poco como es la palabra 'yo'. :)

Duna Loves dijo...

Somos lo que somos y eso nadie puede cambiarlo,
sólo compartirlo con nosotros :-)

Nalda dijo...

Pues imagínate lo que habrás cambiado dentro de otros 16 años. No quieras correr, simplemente camina.

¡Me voy a echarle un ojo a tus Historias paralelas?

Un abrazo

Gabrielle Dupré dijo...

Que hermoso!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Fukuro, Sol y Sonrisas dijo...

ire a Historias paralelas, entonces :)
ah, con 16 años pueden pasar tantas cosa (y con 12 también) Lo importante es seguir adelante.
Miles de abrazos
Fukuro

Irene.Z.While dijo...

*O*
te sigo, vale? :)