lunes, 4 de enero de 2010

Abrió el diario que sus padres le habían regalado ese misma día. Ya que era su cumpleaños, y empezó a escribir sin pensar. Las palabras le salieron directas del corazón.

12 de septiembre
Hoy es mi cumpleaños. Y tendría que estar feliz por todos los regalos que me han hecho, por la fiesta sorpresa que me han hecho mis amigos, o por todo el cariño que me han dado cuando yo suelo ser una persona que no lo recibe.
Menos contigo. Tú siempre me diste el cariño que había necesitado toda mi vida. Ese que mis padres olvidaron darme. Y es que es curioso, yo hoy no he hecho otra cosa que no sea pensar en ti. Y sé que aunque hoy sea mi día, tú ni siquiera te habrás acordado de que lo es. Justo me he acordado de ti cuando he visto a mi hermana besarse con su novio. En ese instante un escalofrío ha invadido mi cuerpo. Y he sentido muchísimo frío. Y eso, que una amiga ha venido a felicitarme y me ha abrazado. Pero eso no me ha calmado, al contrario. Porque he sabido que ese frío que sentía y siento solo lo puedes curar tú. Joder y los recuerdos han empezado a invadirme. Y no les he dado permiso. He luchado contra ellos con todos mis fuerzas pero aun así no he conseguido que saldrían de mi. Y mi corazón a empezado a dolerme. Y en ocasiones sentía que no podía respirar. El estomago se me ha revuelto y casi vomito. Pero he logrado no hacerlo. No vomitarte. El problema es que había luchado mucho por no pensar en ti, y hoy vas y te presentas de improvisto. Y eso no es lo que acordamos. No puedes venir aquí cuando te apetezca y destrozar mis planes. Joder, que yo ya te había olvidado. O eso creía. ¿Y ahora que hago? ¿Volver a empezar a olvidarte? Con lo que me costo... esto es peor que la vez que intente dejar de fumar. Mierda, ahora que lo pienso, nunca lo conseguí. ¿Y si me pasa eso contigo? Estoy mas enganchada a ti que al tabaco... pero no, no, y no. No puedo permitirme que eso ocurra, no puedo permitirme no lograr olvidarte. Y ya esta, ya vale de hablar de ti. Voy a dejarte a un lado, voy a borrar este día de mi calendario. Y voy a hacer como si no hubieras vuelto a mi corazón a saber porque. Pero antes de prohibirme pensar mas en ti, quiero recordar como mis labios rozaban los tuyos. No, basta. No había dicho que quería sentirlos. Joder, creo que he empeorado las cosas.
Bueno, después de todo esto, me felicito a mi misma por mis 21 años. Joder,. esos cumplías tú el día que te vi besando otros labios. Pero no te puedo culpar por eso. Yo también lo había echo días atrás.


Cerró el libro de un golpe. Y lo estampo contra el suelo. Noto como su corazón latía cada vez mas fuerte a causa de que los buenos momentos que vivió con él estaban pasando por su mente.

15 comentarios:

ChicaGuau dijo...

Me ha impactado mucho el texto,
pobrecita..

una rara con ganas de hamburguesas dijo...

Quizás, solo quizás, ella debería intentar recordarle para hacer más fácil el olvido.

annie♥ dijo...

uii q sentimental.

pasate!

annie♥

Asturiela dijo...

...y es que la memoria hoy me cala los huesos cuando se le ha olvidado recordar.
lo mejor de lo mejor en estas 351 nuevas oportunidades regia. me parecio muy bueno lo que escribiste.
te sigo, me seguis?

Gotadeagua dijo...

A veces nuestro corazón nos hace un favor y se blinda. Se hace más duro y nos permite olvidar más y sentir menos...prueba a decirle a tu corazón que te eche una mano...
me ha gustado mucho lo que has escrito, desde el corazón lo has hecho, o así lo leo yo..un saludo

Miss Misantropía. dijo...

Yo olvidé olvidar hace tiempo también.
No se lo recomiendo a nadie u.u
Un muá!

Melanie y Nicolás dijo...

"Tú siempre me diste el cariño que había necesitado toda mi vida. Ese que mis padres olvidaron darme."

Me encantó, de verdad. te felicito una vez mas por las cosas que escribis!
y feliz 2010, saludos (L)

Cora Álvarez dijo...

En ocasiones sentía que no podía respirar...

Me gustó esa frase,todo el texto en general.

fabi. dijo...

atrapante y se siente muy real.

me gustó.
un abrazo enorme :)

Christine dijo...

La experiencia me dice que jamás conseguirá olvidarlo, sólo aprenderá a vivir sin pensar tanto en él. Los recuerdos permanecen para siempre, o eso creo...

buen blog (:

La niña de los finales de azúcar dijo...

Brutal, tus historias siempre consiguen conmoverme :)

Vero dijo...

Siempre he dicho que no se puede olvidar a quien has querido... Te puedes acostumbrar a su ausencia, a no necesitarle... Pero el dia menos esperado volvera. Yo tambien escribo un diario, y me suelo acordar de él cuando necesito su cariño y se que aunque quiera no debo necesitarlo...

Un besazo, me ha encantado en serio :)

Nalda dijo...

Hay dependencias y obsesiones que consumen por dentro y van matando poco a poco. Gran relato.

Un besico

enrojecerse dijo...

¿él la felicitó al menos? :(

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ--Adsyn--Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

los recuerdos....

muy lindo

me encanto

saludos