domingo, 20 de diciembre de 2009

Te odio porque te quiero

Te odio por todo el daño que me has causado, pero sobre todo te odio por no dejarme olvidarte. Vale, tu nunca me has prohibido hacerlo, ni siquiera te veo para que con una mirada me pidas que no lo haga. Pero te quiero tanto que me es imposible. Me es imposible olvidar todo lo que vivimos, y que gracias a ello sea quien soy. Olvidar que contigo conseguí volar, que a tu lado fui feliz por primera y única vez en mi vida. Y aunque después lo destrozaras todo, terminaras con una relación de tres años, con un simple ya no te quiero, mi corazón no me permite que te olvide. No permite que olvide lo que soy y porque lo soy. No me deja que olvide que sino fuera por ti hoy en día estaría muerta, porque si tu no hubieras llegado a aparecer aquel día, yo me hubiera tirado desde ese tejado en el que estaba subida. Al que había subido con una única misión, acabar con alguien que había sido capaz de matar a su propio padre. Y es que fuiste tu el único que no me juzgo y que nunca quiso saber el grave error que cometí para terminar tomando esa decisión, la decisión de matarme. Nunca me escuchaste, aunque en el fondo sé, que me lo leíste en mi mirada nada mas verme. Y aun así estuviste a mi lado, sin temerme, sin reprochármelo. Quizás es que tu siempre supiste la verdad, quizás supiste porque fui capaz de hacerlo. Porque después de violarme yo tuve el valor de coger un cuchillo y clavárselo en el corazón, para que así sintiera el dolor que a mi me había matado en vida. Eso me da igual, lo importante es que ya no estas, y después de lo que hice, nadie volvió a hablarme. Ahora me encuentro sola y perdida, sin rumbo. ¿Es el momento de volver a subir al tejado? ¿De pagar lo que hice? Tu me pediste que no lo hiciera nunca más, pero yo no fui capaz de prometértelo.

Escribió Carla en la carta que metió en aquel sobre. El sobre que tiro al aire para que alguien corriera en su búsqueda, para que alguien le salvara de esa pesadilla. Quizás tenia la esperanza de que fuera él quien la leyera.

21 comentarios:

Víctor dijo...

Lo siento, pero no he podido acabar de leer tu entrada. Demasiado amor, y a mí ahora mismo es lo que más daño puede hacerme. Lo siento :/

Esther dijo...

Qué triste, terrible y triste realidad pero, hoy en día tb eso de las separaciones está a la orden del día. La gente se aburre y se va... :( A lo mejor, enamorarse es una de las cosas peores que le puede pasar a alguien, porque al principio muy bien pero, luego... pasan de ti, te cambian por otr@, etc. Todo se evapora, se esfuma y luego, el afectado puede que piense:

- ¿Por qué? ¿qué he hecho mal?

Cuesta aceptar la realidad. Pero, ya sean heridas de amor o de cualquier otra cosa, hay que intentar levantarse, como sea... Al menos que no falte el haberlo intentado. Pero, es muy triste... todo es tan vacío... ¿qué nos pasa? No lo entiendo.

Terrible historia. A veces el dolor puede llevarte a la locura y lo comprendo.

Saluditos y encantada de conocerte :) Y lo dicho: felices fiestas :)

Miss Misantropía. dijo...

el amor casi nunca tiene un final felíz. al fin y al cabo, siempre acabas arrepintiéndote.
muá.

♥ Anabel ♥ dijo...

A veces las personas necesitamos estar solas para encontrarnos a nosotras mismas, seguir nuestro camino y una vez que estemos en el correcto encontrar al amor verdadero...
Una historia demasiado triste para una tarde de domingo :(
Besitos!

mariona. dijo...

too much love will kill you...
besos,.

Nalda dijo...

Amar y odiar van intrínsicamente unidos.

Un abrazo

Vero. dijo...

No he podido evitar soltar una lágrima.
Espero que esa carta llegara a esa persona, o si no a alguien que no la juzgara.

Besos :)

Nada mas importa dijo...

Tristisimo...

He tirado cientos de cartas al aire..
Pero nunca llegaron a ningun lado...
Palabras en el viento que seguiran volando...quien sabe hasta cuando


Besos

Melanie y Nicolás dijo...

Muy triste, y lo peor es que suele pasar... (sabes expresarte muy bien)
saludos

La niña de los finales de azúcar dijo...

Muy duro, pero un texto muy bueno :)

Zai Vélez dijo...

Que triste, pero que lindo… me gusta como escribes
Besos

La vida Bohemia dijo...

Porque no puedo vivir contigo pero n puedi vivir sin ti...precioso, dicen que amar es el principio de la palabra Amargura.
Besitos!

X dijo...

Al menos nosotros hemos leído esa carta. Si no la lee él, la leerá otro él.

Sarah Liz dijo...

simplemente.. curiosa entrada...

SAluditos!
te sigo!

enrojecerse dijo...

yo la guardaría dentro de mí :)

Marina dijo...

Dios mio, es una carta muy muy triste, es una lástima que terminen las cosas así.
Y más si todo eso, es basado en hechos reales...

Realmente triste...

Besos

Angela dijo...

Dios! creo que a pesar de todo, no se justifican las cosas. Siempre que te leo, se me ponen los pelos de punta.

La Chica del Tirso dijo...

Apuesto a que si no es él quien recibe esa carta, será alguien mejor quien vaya a rescatarte. Me recordó a esta canción: http://www.youtube.com/watch?v=7Vv5sDQ9aFU
Es en francés pero es genial ;)
PD: Los hijos de puta así no se merecen ni que te ensucies las manos.

Con cariño,

C.

Carla dijo...

Estoy segura que aquella carta va a caer en el lugar indicado ;)

Meer dijo...

Guau.
No es bueno estancarse en una persona, un clavo saca otro clavo. (:

¡Un beso enorme!
Y Feliz Navidad.

Ana dijo...

El amor.Ese sentimiento que te abraza y mientras tanto te roba la cartera. Pero nos hace tan felices,el desgraciado.

El título me ha recordado a Hate that I love you xD

Un besazo y felices fiestas ^^