jueves, 24 de diciembre de 2009

Iván tiene la mirada perdida. Tira al suelo cada cosa que encuentra en frente de él, rompiéndola. Abre su armario, y rompe cada pantalón, cada camiseta. Trozo a trozo. Como si se estuviera desgarrando su corazón. Se apoya contra su mesilla de noche, en la que se derrumba. Se cae al suelo, entre cientos de lagrimas. No le quedan fuerzas para seguir ni un día mas entre falsas sonrisas. No tiene ganas de fingir que todo le va bien mientras su corazón se esta desangrando.
Al día siguiente, después de haber pasado toda la noche tirado en el suelo, consigue levantarse, apoyándose en los muebles. Sin fuerzas, pero también sin mas agua que derramar.
Sale de casa, y se dirige hasta el cementerio. Casi sin valor para enfrentarse a aquello, encuentra la lapida. La lapida de su gran amigo. Se sienta sobre ella, mientras sus ojos vuelven a inundarse de lagrimas. Tiene una carta entre las manos, aquella que escribió esa misma noche, mientras se moría de dolor.

“ Mi gran amigo... mi mejor amigo. Eras como mi hermano. Todo lo he compartido contigo. Has estado en todas mis peleas, y me has defendido aunque hayas tenido que sacrificar tu sangre. Me has despertado cada mañana en nuestro piso del solteros. Hemos salido cada noche de fiesta y cada día hemos amanecido en casa con una chica diferente. Eres el único que ha sabido comprenderme, sin ni siquiera una palabra. Y nunca te he dicho todo lo que significabas para mi. Joder.. nunca te dije que te quería, nunca. Y ¿ahora que? Sé que lo sabias... que quizás te lo trasmití con la mirada, pero me hubiera gustado decírtelo. Solo tú has sido un verdadero amigo, mientras todos los demás se empeñaron en traicionarme tu seguiste a mi lado. Mientras todos me juzgaron tu ni siquiera me preguntaste el porque. No hacia falta. Entre nosotros nunca hizo falta nada. Solo nos necesitábamos el uno al otro. Y el gran lazo que nos unía: nuestra amistad. Y ahora te vas... me dejas solo en esta juego que es la vida. ¿Y como puedo seguir sin ti? No tengo fuerzas. Siempre he vivido contigo y me da vértigo imaginarme una vida sin ti. Pero lo haré... tu me enseñaste que por muchas veces que nos caigamos nos tenemos que levantar, así que lo conseguiré. Por ultimo solo quería darte las gracias... gracias por compartir conmigo cada momento. Te quiero Marcos, y pase lo que pase siempre vas a estar en mi corazón. Te voy a echar tanto de menos... “

Nadie excepto ellos dos podrán entender jamás el significado de aquella carta. El significado de su amistad. Mucha gente intento separarles, pero absolutamente nadie lo consiguió. Es mas, lograron que su amistad se hiciera mas fuerte. Se conocieron únicamente con un año, y desde entonces jamás se habían separado ni un segundo.La muerte de Marcos para Iván no solo era la muerte de su mejor amigo, de alguien que era como su hermano. Significada quedarse totalmente solo ante la vida. Le tocaba luchar solo, sin ni siquiera una sola mano que le ayudara. Y es que ninguno de los dos tenían a nadie más a su lado.



FELIZ NAVIDAD :)

18 comentarios:

Luna R. dijo...

Awww...

Las cartas son un pedazo de vida & alma en un envoltorio de papel para una persona...

Marcos pudo disfrutarla desde donde estuviera...

Que hermoso :)

Me arranco una sonrisa enorme!

Un abrazo!

Víctor dijo...

Yo acabo de perder a mi mejor amigo hoy. Su nombre era Marc. Joder, joder, joder. Creo q nunca había llorado tanto con una entrada.

Sofi dijo...

Buenísimo.
Yo solia tener cartas mías a mi vida. Si, no sé que me pasaba. A veces las hago todavía. Mirá si algún dia en donde quiera que viva, abro la caja donde tengo todo eso y empiezo a reirme de las tonterías que me preocupaba. Y no te miento: lo hago!
jajaj

ClavedeFa~ dijo...

"Trozo a trozo. Como si se estuviera desgarrando su corazón."

Simplemente... no tengo palabras.

ChicaGuau dijo...

que pena :(
aún así el texto es precioso!
un beso :)

Eme. dijo...

Un texto precioso... y triste.

Feliz Navidad!=)

Lo esencial es invisible dijo...

Triste,
pero excelente forma de expresarte.

Feliz Navidad!

Te agregué!
Besos!
Nos leemos

La niña de los finales de azúcar dijo...

Son como los Iván y Marcos del el Internado. :) Amigos para siempre, no? Ni la muerte logrará romper su amistad, Muás

Melanie y Nicolás dijo...

Que buena manera de expresarte, lo haces muy bien.
Que tengas una feliz navidad!
besotes

mariona. dijo...

jo-der.......

:(
me has dado ahí.

Nalda dijo...

Duro, muy duro. Y más en estas fechas.

Un abrazo

Jime dijo...

Esas cosas no deberían de pasar.. no en Navidad.
Besitos feliz navidad!

X dijo...

Triste, bonito, navideño.

Dana O'hara dijo...

Y por eso hay que decir siempre Te quiero cuando aún se puede decir... :(

qué tristeza dios...:(

muac!

Vero dijo...

Es precioso, y muy triste...
Seguro que con el tiempo Ivan sabra cuidarse solo, porque Marcos le ayudara donde quiera que este...

Un besazo

enrojecerse dijo...

Ivan tiene que recordarlo. Tiene que hacer que viva dentro de él.

Zai Vélez dijo...

Triste pero encantador... como cada entrada tuya..
Saludos!

P.D. te deje un regalito en mi blog

Neeze dijo...

Cuando alguien se va es el que se queda el que más sufre, qué gran verdad. Pero no creo que luche solo, todavía le quedan los recuerdos, y estoy segura de que seguirá adelante y hará todo lo que su amigo querría que hiciera. Vivir.

Magnífica forma de escribir.

Un beso :)